Miradores

La situación de Serra, en el corazón de la Sierra Calderona y el relieve de su término municipal, hacen que desde cualquier colina, cima o montaña las vistas sean imponentes e impresionantes (Alt del Pi, Cierro, Castell, Gorrisa). Buenas vistas sobre la sierra, l’Horta i el golfo de València. En el horizonte, todas las montañas que envuelven los límites de la provincia y más allá. En los días claros, se pueden divisar las islas Columbretes desde l’Alt del Pi o el punto geodésico de Rebalsadors. A pesar de que la orografía permite bonitas vistas desde cualquier punto, existen cuatro áreas habilitadas como miradores. 

Mirador de Mireia o Rebalsadors

El mirador de Mireia o Rebalsadors es el más alto de la localidad. Está a 760 metros sobre el nivel del mar y a la izquierda de la cima que da nombre a la montaña más alta de Serra, Rebalsadors (801 m), punto geodésico de primer orden. Está incluído dentro de la ruta senderista número 3, Rebalsadors. Construido por l’ICONA en los años 70 del siglo pasado, está formado por tres balcones y tiene dos pequeños refugios abiertos.

Las vistas desde este mirador son majestuosas y permiten observar como el desnivel de la sierra guía, poco a poco, la Calderona hasta fundirse en el mar Mediterráneo.

Hacia el sudeste, las comarcas de l’Horta con sus poblaciones y el cap i casal. La silueta perfecta del golfo de València, el lago de la Albufera, Cullera i al fondo el cabo de San Antonio. Girando la vista hacia la derecha, el imponente Montgó y la sierra de Bèrnia, las cimas del Ponoig i Mondúver, el Puigcampana, y el pico de Aitana. La sierra del Benicadell, la sierra Mariola, amb el Montcabrer i el Menejador. Hacia el sudoeste, el macizo del Caroig, la sierra Perenxisa i el Camp de Túria, con el paraje de las Rodanes i Porxinos. Hacia el noroeste, los montes de la Serranía, el pico del Gorgo ya en Calderona, y las montañas de Javalambre, cuyas cimas aparecen coronados de nieve en invierno y las montañas de El Toro. 

A los pies de Rebalsadors, el casco urbano de Serra, el llano de Lucas y el valle de Lullén, con la cartuja de Portaceli y su imponente acueducto gótico y La Pobleta. Portaceli, fue el primer monasterio de la orden cartujana en tierras valencianas. Fue fundado 1272 por Andrés d’Albalat, confesor de Jaime I. En ella, Bonifacio Ferrer, hermano de San Vicente, tradujo la primera biblia al valenciano. La Pobleta, que originariamente pertenecía a la cartuja, fue residencia del presidente de la II República, Manuel Azaña, cuando en 1937 el gobierno republicano se trasladó a València. “En este campo, silencio absoluto, sol mediterráneo, olor a flores. Parece que no ocurre nada en el mundo”. Así describía Manuel Azaña, presidente de la República, en su Cuaderno de La Pobleta, el ambiente que se respiraba en la Sierra Calderona.

¿Por qué Mirador de Mireia?

El mirador de Mireia es conocido popularmente como Rebalsadors, pero desde 1998 su nombre oficial es mirador de Mireia, por acuerdo de la Junta de Gobierno de 20 de marzo de aquel año. El cambio de nombre surgió de la propuesta de un grupo de excursionistas que pretendían homenajear a Mireia, una joven que formaba parte de laos movimiento excursionistas de València y que nos dejó demasiado pronto. Mireia amaba la Calderona por encima de todo y la sentía suya. La joven, comprometida con el entorno, participó en repoblaciones y fue monitora de actividades de ocio y tiempo libre, transmitiendo así a los menores la pasión por la Sierra Calderona. 

Mirador Rebalsadors a Serra

Mirador del Pla de les Llomes

El mirador del Pla de les Llomes, también conocido como mirador del Viscaïno, está situado a 602 metros sobre el nivel del mar. Ofrece incomparables vistas sobre el término municipal de Serra y el valle sobre el que se asienta la población. 

Inmejorables vistas sobre las zonas de l’Ombria, Ria, Tóixima, el castillo  y  la población de Serra. Hacia el este, las montañas del Moncúdio, Pinar, y el castillo de Serra. Se observan, las comarcas de l’Horta y parte del Camp de Túria. Al suroeste se ve el mar, con el Montgó, y las sierras de Bèrnia, Aitana y Mariola y el macizo del Caroig. Hacia el oeste, la Gorrisa y Rebalsadors, y al noroeste el Cierro. 

Se accede desde Serra, por la CV-310 hasta el Oronet, desde donde hay que coger la carretera CV-334. La entrada se hace por un sendero que nace a la derecha  desde la misma CV-334, después de pasar los  nidos de  ametralladora de la Guerra Civil.

El pla llomes de Serra
Pla de les Llomes

Mirador de La Pedrera

El mirador de la Pedrera, también conocido como mirador de Broseta, ofrece las mejores vistas sobre la majestuosa Cartuja de Portaceli. Detrás de ella, hacia el norte, la montaña de Rebalsadors, referente del senderismo valenciano, y el cerro de la Mata. Hacia el sur, la extensa  pinada del llano de Lucas, en las inmediaciones del hospital Dr. Moliner. Al fondo el mar y la ciudad de València. Junto al mirador, cogiendo de referencia la posición mirando a la cartuja, se puede observar una cantera de tierra calcaria del jurásico medio y explotada desde 1400 aproximadamente. La cantera fue propiedad de los cartujos. El material para la construcción de la igleisa de la cartuja se extrajo de allí.

Se accede  desde Serra, por la CV-310, dirección a València. Pasando el cementerio se ha de incorporar a la  CV-328, hasta la altura del área recreativa de Broseta, punto km 4.9, desde allí se debe continuar a pie por pista forestal hasta el mirador. Está dentro de la ruta amarilla, Portaceli, del Parque Natural de la Sierra Calderona que sale desde el cruce con la CV-331.

http://www.parquesnaturales.gva.es/web/pn-serra-calderona/ruta-amarilla-descripcion

MIrador la pedrera de Serra
Pedrera

Mirador de l’Abella

El mirador de l’Abella ofrece bonitas vistas sobre el llano de Lucas y el Camp de Túria, y el río y las riberas del mismo. La Sierra Calderona, con el pico de Rebalsadors, se levanta majestuosa. Al fondo, el mar y el Montgó.

Se accede desde Serra, dirección València, per la CV-310. Pasando el cementerio hay que incorporarse, a la derecha, a la CV-328 y continuar hasta la CV-331. En esta confluencia, junto al área recreativa del llano de Lucas, nace una pista forestal que se ha de seguir. Por la pista forestal del Campillo, dirección a la cueva Soterranya. Desde allí, junto a un viejo aljibe, una pista forestal a la derecha, accede al mirador, no sin haber pasado primero por la misma fuente de la Abella. 

Mirador de la abella de Serra
Abella
Cerrar menú