Artesanía

Por lo que respecta a la artesanía perdura la relacionada con la alimentación. Desde los embutidos artesanos que elaboran las carnicerías de la población a los dulces de los hornos tradicionales. La miel artesana y ecológica también se elabora en la localidad, junto con el aceite de oliva. Desde 2004 se celebra  la Fira de la Calderona, normalmente durante el primer fin de semana de junio, una feria de artesanía, de productos típicos y de recuperación de oficios tradicionales.

La artesanía del esparto que representaba una tradición muy arraigada en Serra ha desaparecido por completo. Muestra del aprovechamiento del esparto que crecía por estos lugares son los refranes populares “Quan s’emboira la Gorrisa, pica espart i  a la pallissa” y “Quan s’emboira el castell, agarra espart i fes cordell”.

Estos refranes ponen de manifiesto la importancia de dos actividades tradicionales  relacionadas con la montaña: la de los esparters y cistellers. L’aixereta era la técnica tradicional de trenzado del esparto en forma de cordón ancho y llano con el que se fabricaban alpargatas, cestas y gavillas. En aquellos tiempos era habitual ver a las mujeres en las tardes de verano, en las puertas de casa, trenzando este material tan humilde como polivalente. En la difícil postguerra el feixcar fue utilizado como método de pago en especie a comerciantes de alimentos y artículos de primera necesidad. Los cistellers, por otra parte, se encargaban de transformar la materia prima en cestas y otros útiles: pleitas, capazos, serones, alpargatas, estoras, cofines… También hacías aguaderas de esparto.

Cerrar menú