Torres

Adentrarse en la época árabe y medieval es posible en Serra siguiendo los pasos  de la ruta de les torres: la del Señor, la de la Ermita, Ria, Satarenya y, como no, del castillo de Serra. El castillo y sus atalayas son la muestra de la importancia del corredor Serra- Torres Torres, como paso natural para ir a caballo o a pie hacia Aragón desde València. Las construcciones de los siglos VIII- IX se levantan majestuosas. Fueron utilizadas activamente durante el dominio islámico y la posterior etapa mudéjar.

El castillo y el conjunto de atalayas y fortificaciones que lo acompañan formaban parte de un sistema defensivo mucho más extenso que se desarrolló alrededor de l’Horta y la ciudad de València, para el control territorial y para la defensa de la Taifa y después del Reino de València. 

Cuatro torres conforman el conjunto de fortificaciones que dependían del castillo de Serra. Tres torres de vigía: Ria, Ermita y Satarenya y una defensiva, la torre del Señor.

Torre del Señor

La torre del Señor está situada en el interior del casco urbano de Serra.  Es una construcción del siglo IX, de origen islámico. El objetivo de la torre del Señor era puramente militar y defensivo. Era un espacio donde la población podía refugiarse y quedar fortificada en caso de amenazas hostiles. Hasta hace pocas décadas, al lado de la torre se conservaba también la casa del Señor, edificio que constituyó la residencia temporal de los señores de Serra y sus procuradores. Se sabe que la torre del Señor fue utilizada tradicionalmente como cárcel. A  pesar de los más de mil años que han transcurrido desde su construcción, los muros de la torre están en buen estado. La torre ha resistido el paso de los siglos y la construcción de viviendas alrededor.
 
Las otras tres torres, Ria, Ermita y Satarenya, debieron ser atalayas que tenían la misión, en parte, de servir de comunicación directa y enlace visual entre el castillo y las diferentes poblaciones cercanas: Ria, Serra y Náquera respectivamente. Está declarada Bién de Interés Cultural.
  
El Señor de la Vila
  
A partir de la reconquista de Jaume I, en el Llibre del Repartiment Serra fue donada en 1240 a Gauteri Romà. En 1271 pasó a estar bajo el poder de la familia Bellpuig durante más de un siglo, hasta que en el s. XV pasó a poder de Felipe Boil (1432 a 1443).
  
A partir de 1444 pasa la posesión a los Condes de Prades (matrimonio formado por los descendientes de dos notables ramas nobiliarias: Ramón Folch de Cardona y Joana de Prades), cuyos descendientes directos los Folch de Cardona y luego los duques de Montellano, la conservaron hasta que fueron abolidos los señoríos en el s. XIX.
  
La casa del señor de la Vila, siempre estuvo al lado e integrada de la que se conoce como Torre del Señor.
Torre del Senyor a Serra
Torre del senyor

Torre de la Ermita 

Torre centinela de origen islámico del siglo IX. Está al lado de la ermita de Sant Josep i la Creu, al final del calvario. Ofrece bonitas vistas sobre la población. La torre formaba parte del sistema de vigilancia del castillo de Serra. Conserva la mayor parte de su cuerpo principal. Es de planta cuadrada, construida con muros de tapial de piedra y mortero de cal sobre la base de grandes piedras. Presenta una apertura a unos dos metros de la base. Está declarada Bien de Interés Cultural.

Torre de l'ermita

Torre de Ria

Torre de origen islámico del s. VIII-IX.  Elemento defensivo y de vigilancia del desaparecido poblado de Ria, ubicado en les inmediaciones de la torre. La torre de Ria es de planta casi cuadrada, construida con muros de piedra y tapial, cubierta de mortero de cal y originariamente de color blanco. Del primitivo color todavía se conservan restos. La construcción presenta una apertura desde donde se accede al pequeño recinto. Está ubicada junto al camino de la fuente de l’Ombria, dentro del recorrido de la ruta senderista 1, Castell.

La antigüedad de Ria se remonta a la época íbera y romana, si bien también se han encontrado es sus proximidades restos más antiguos (Neolítico y Bronce). En el año 1563 Ria tenía 17 casas y se estima que cerca de 90 habitantes. La expulsión de los moriscos (1609) dejará desierto el pueblo y, aunque se volvió a repoblar con 10 familias de cristianos viejos, estos acabaron trasladándose poco a poco a Serra, de manera que Ria quedó definitivamente despoblada a mediados del siglo XVII. La torre de Ria está declarada Bien de Interés Cultural.

Torre de Serra
Torre de Ria

Torre de Satarenya

Construcción de origen islámico de los siglos VIII-IX. Formó parte del sistema de alerta y vigía del castillo e informaba de los movimientos que se producían en la zona de Nàquera. Es de planta cuadrada, construida sobre fábrica de tapial de mampostería, los muros estaban revestidos con una capa de mortero de cal. La entrada se ubicaba en la primera planta. Actualmente está en ruinas y se conserva únicamente la primera planta. Se accede por el camino de les Vinyetes, por la pista forestal del castillo. Está declarada Bien de Interés Cultural.

Torre Satarenya a Serra
Torre Satarenya
Cerrar menú